Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

17 de agosto de 2013

“Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución”



Mujer
Cuartas Jornadas Nacionales  abolicionistas en La Pampa

            Convocada por la Campaña Abolicionista y Mujeres por la Solidaridad, tendrá lugar en el Instituto Superior de Estudios Psicopedagógicos y sociales de Santa Rosa,

Entre el  4 y 5 de octubre de este año, las Cuartas Jornadas Nacionales Abolicionistas sobre prostitución y trata de mujeres niñas/os-2013. 
El texto del llamado señala:

            “Organizamos esta nueva convocatoria Abolicionista conmemorando un
aniversario más del día en que la Asamblea General de las Naciones Unidas
aprobara el “Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena” (resolución 317 IV), el 2 de diciembre de 1949
Proponemos, desde las Primeras Jornadas Nacionales Abolicionistas – 2009, que el 2 de diciembre sea recordado como:
“Día de la Abolición del Sistema Prostituyente”

Estas Jornadas Nacionales Abolicionistas 2013, hemos acordado realizarlas en Santa Rosa – La Pampa, en apoyo al juicio por la desaparición de Andrea López que se realizará próximamente, su proxeneta - desaparecedor y presunto homicida Víctor Purreta finalmente será juzgado. La acción coordinada entre  su madre Julia Ferreyra, que nunca dejó de luchar  pidiendo justicia, y  las organizaciones sociales posibilitó que esto se produjera.  

Consideraciones sobre Abolicionismo 
         El aumento de la violencia contra las mujeres y concomitantemente de la prostitución y la trata  ha alcanzado niveles de cuya magnitud aún no tenemos cabal conciencia. La escasez de datos estadísticos elaborados por los organismos oficiales a nivel local, nacional e internacional,  sobre la cantidad de mujeres prostituidas y víctimas de la violencia de estas redes, sobre la composición de estas mismas y sus complicidades y sobre la renta que la explotación de la prostitución ajena proporciona, hacen que resulte muy difícil la lucha contra la misma.    

        A todo esto se suman las tendencias actuales que pretenden considerar a la prostitución  “trabajo”  o diferenciar entre “libre” y “forzada”. En este sentido se suman las legislaciones que se han ido apartando del sistema abolicionista que, a nuestro modo de ver, posibilita un marco jurídico y teórico para encarar la protección de las víctimas y la persecución de los delincuentes.

         Por esto, nos parece imprescindible analizar las situaciones nacionales e internacionales, políticas, sociales y económicas, así como las complicidades patriarcales que posibilitan el  desarrollo de la explotación de las mujeres, travestis, niñas/os.

         Nos interesa profundizar sobre el marco teórico y político del abolicionismo para desarrollar una política feminista que proporcione herramientas para seguir avanzando en este camino que nos hemos propuesto.

         El abolicionismo pretende un mundo sin prostitución. Pero ello no puede ser el resultado de la represión de las personas en situación de prostitución, sino de sociedades y Estados capaces de generar condiciones de vida dignas,  puestos de trabajo, vivienda, salud y educación particularmente para las mujeres en situación de vulnerabilidad social.

         Hoy ser abolicionista es luchar contra la represión de las mujeres y demás personas en situación de prostitución y contra toda forma de promoción o facilitación de la prostitución, de trata y de explotación de la prostitución ajena, ya sea por parte de los Estados, de fiolos, proxenetas, organizaciones mafiosas, medios de prensa u otras formas de publicidad. Para el abolicionismo, la prostitución en sí misma no es un delito; sí lo es explotar la prostitución de otras personas. Tampoco es un trabajo, sino una forma de violencia contra las mujeres.

         Si  bien  la trata de mujeres no es nueva y tiene tantos siglos como el patriarcado,  siempre ha sido utilizada  principalmente como un medio para proveer de mujeres y niñas/os al “mercado” de la prostitución, que se constituye sobre la base de la demanda de los clientes-prostituyentes, la organización de las mafias y la complicidad de los Estados.

         Entendemos que el abolicionismo es el sistema que puede aportar a la elaboración de políticas de erradicación de la explotación sexual, ya que la defensa de los derechos de las/os humanas/os es intrínseco a sus postulados.

         La necesidad de profundizar en el mismo y desarrollar su perspectiva, nos motiva a realizar estas Jornadas”.

Se presentarán ponencias sobre los ejes temáticos:

 I- Prostitución y política sexual
Discursos y prácticas. Conceptos de prostitución, trata de personas, explotación sexual, pornografía, sistema prostituyente. Prostitución, cuerpo y sexualidad. Debates actuales. Los discursos y las prácticas prostituyentes.
 II- El abolicionismo frente a la prostitución y la trata de mujeres y niñas/os
El abolicionismo como propuesta ética y política en relación a la trata de mujeres y niñas/os. El feminismo abolicionista. El abolicionismo como  perspectiva de DDHH. 
 III- La prostitución y la trata en la historia
 Análisis y desarrollo. 
 IV.- Patriarcado, capitalismo y prostitución
Tratantes, proxenetas y prostituyentes (“clientes”). Formas que adquieren la prostitución y la trata  en los procesos de  globalización capitalista.   Los pactos patriarcales de apropiación del cuerpo de las mujeres. Nuevas y viejas formas.  Contractualismo y neoliberalismo. Prostitución, trata y guerras. Turismo sexual  
 V.- Legislación.
Distintos sistemas jurídicos en relación a la prostitución y a la trata de personas (abolicionismo, prohibicionismo, reglamentarismo). Leyes nacionales y tratados internacionales. Avances y retrocesos. Tratados de Derechos Humanos. Códigos contravencionales y de faltas. Legislación en materia de proxenetismo, rufianismo y trata de personas. Zonas rojas como mecanismos de exclusión.
 VI.- Efectos psico-físicos en las victimas y sobrevivientes de prostitución y trata.
 VII.- Atención y restitución de derechos a las víctimas de trata y prostitución. 
Marcos jurídicos y  sociales. Políticas públicas. Programas.
 VIII.- Responsabilidad  del Estado y otras  instituciones en relación a la prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual. Complicidades de los distintos estamentos del estado.
 IX.- Medios de comunicación.
Enfoques sobre prostitución, trata y abolicionismo. Su papel en la reproducción del sistema prostituyente y en la lucha por su abolición.
 X.- Luchas contra la prostitución y la trata.
Políticas e ideas. Políticas dirigidas a los cambios económicos, sociales, políticos y culturales. Madres y familiares de mujeres y niñas secuestradas. Grupos feministas organizaciones abolicionistas y expresiones artísticas.
 XI.- Relatorías de experiencias sobre prevención, sensibilización y capacitación.   
 
  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario