Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

19 de julio de 2015

Cumbre de los Pueblos latinoamericanos, caribeños y europeos

Durante la segunda semana de junio y en paralelo a la II Cumbre Celac-UE, se celebró en Bruselas la Cumbre de los Pueblos Latinoamericanos, Caribeños y Europeos. Organizada por la asociación belga Iniciativa Cuba Socialista, contó con la asistencia de más de 1.500 delegados de 346 organizaciones y movimientos sociales latinoamericanos y europeos de 43 países.
Para la coordinadora de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, Carmen Bohórquez, esta Cumbre de los Pueblos constituye el primer paso para fomentar la unión y la cooperación entre los pueblos de América Latina, el Caribe y Europa. “Ya hemos logrado el sueño más antiguo, que inició el Libertador Simón Bolívar y concretó el Comandante Hugo Chávez, de consolidar una América Latina unida desde el norte hasta la Patagonia: una sola patria grande latinoamericana”. Así mismo, reiteró el llamado desde los pueblos suramericanos a los europeos, bajo el respeto mutuo y la igualdad. “Somos países independientes y soberanos, y debemos aproximarnos de igual a igual”.
De los 16 puntos de la Declaración Final cabe destacar:
- el apoyo a la integración regional de América Latina a través del Alba, Uunasur y Celac, y la oposición a la intervención imperialista.
- el firme respaldo a la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz y libre de colonialismo y el rechazo al acoso militar, agresiones y amenazas de toda índole que despliegan Estados Unidos y sus aliados contra la región a través de Bases Militares.
- el claro respaldo al pueblo cubano y su Revolución, con la “exigencia del levantamiento total, inmediato e incondicional del bloqueo genocida contra Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos, así como el cierre inmediato de la base naval de Guantánamo y su retorno incondicional a la soberanía cubana.”
- la expresión del “apoyo incondicional e irrestricto a la Revolución Bolivariana y al gobierno legítimo encabezado por el compañero Nicolás Maduro” y el rechazo de los permanentes planes de desestabilización que se fraguan en su contra, financiados y organizados por organismos estadounidenses. “Rechazamos especialmente la injusta, injerencista e inmoral Orden Ejecutiva del Gobierno de los Estados Unidos que pretende señalar a la República Bolivariana de Venezuela como una amenaza a su seguridad nacional – que ya ha merecido el rechazo unánime de todos los países de Nuestra América – y exigimos su derogación inmediata.”
- el apoyo a la demanda de Bolivia de tener acceso al mar y al reclamo de Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas, así como a la iniciativa de Nicaragua y Venezuela de integrar a Puerto Rico en la Celac como prueba de que América Latina es territorio libre de colonialismo.
- el rechazo al ajuste económico: “Nos oponemos a la austeridad económica impuesta por la troika en toda la Unión Europea… y en especial contra el gobierno y pueblo de Grecia. Condenamos el asedio y presión al que la troika y las instituciones de la UE los someten. Sin embargo, la UE apoya y colabora en agresiones militares ilegales contra naciones soberanas en guerras costosísimas… No a la participación europea en guerras ilegales.”
- la reafirmación de la lucha contra los tratados de libre comercio y la denuncia de que “la deuda externa de nuestros países es incobrable e impagable por ser ilegítima e inmoral.”
- la condena de la persistente agresión israelí contra el pueblo palestino y el llamamiento a la UE y a todos sus estados miembros al reconocimiento del Estado Palestino, con la exigencia del cese inmediato e incondicional del bloqueo contra Gaza y el respeto de todos los derechos del pueblo palestino.
- la condena de la militarización y la agresión de la Otan en Europa Oriental y en parte de Ucrania para amplificar la esfera de influencia de la Unión Europea y de los Estados Unidos
- la oposición al racismo y a la xenofobia, con la condena enérgica de la actual política de inmigración de la UE, cuya inhumanidad… causa miles de muertos en el Mar Mediterráneo y en otras partes.
- la denuncia del papel de las grandes corporaciones de los medios de comunicación de masa como arma poderosísima de demonización y de desestabilización.

La Declaración finaliza afirmando que “nosotros los pueblos de Nuestra América y de Europa seguiremos luchando oponiéndonos a todas las formas de discriminación, opresión, explotación, racismo, exclusión, e injusticia social, al neoliberalismo y a las guerras imperialistas, luchando por la paz, la igualdad, la democracia participativa, la justicia social, es decir, seguiremos luchando por construir un mundo mejor.”



No hay comentarios:

Publicar un comentario