Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

17 de agosto de 2015

Legítimo reclamo por el Esequibo



Venezuela y Guyana mantienen una controversia limítrofe-territorial histórica debido a los 159 mil kilómetros en disputa que cada país dice pertenecerle; pero la Guyana Esequiba, la zona en reclamación, pertenece a la República Bolivariana de Venezuela desde 1810 y según el Acuerdo de Ginebra de 1966, tal conflicto debe solventarse a través de mutuo acuerdo.
Uno de los temas fundamentales a conocer es que Esequibo posee grandes riquezas naturales que le confieren un alto potencial, desde el punto de vista de los recursos: forestales, mineros, energéticos, hidráulicos y turísticos. La explotación de esas riquezas no ha podido ser realizada a gran escala, conservándose como el factor de valor estratégico más importante de la zona. En el orden minero, el Esequibo posee bauxita, manganeso, oro y diamantes, caolín, arenas, arcilla,
Imprevistamente, el actual ministro guyanés, Carl Greenidge, indicó recientemente que su país pedirá a la ONU resolver legalmente la disputa territorial por Esequibo pero lo que no dice el ministro es que su Gobierno ha actuado de manera autoritaria en cuanto a la propiedad de los 159 mil kilómetros cuadrados que deben incluirse al mapa de Venezuela.  Una muestra de ello ha sido la concesión a la estadounidense Exxon Mobil para que inicie la explotación petrolera en aguas que no pertenecen a Guyana, en las cuales el pasado 20 de mayo, se anunció el hallazgo de un yacimiento de petróleo en el bloque Stabroek, ubicado a unos 190 kilómetros (120 millas) de la costa guyanesa. Además, es muy significativo que este “contencioso” haya sido detonado justamente en un momento en que el proceso revolucionario que conduce el presidente Nicolás Maduro, enfrenta una campaña desestabilizadora de gran magnitud.
Ante el hallazgo petrolero en Esequibo, el gobierno de Venezuela ha ratificado sus derechos sobre esa franja territorial. La canciller de la República, Delcy Rodríguez, informó que se envió un comunicado a la empresa Exxon Mobil para que se retire de las aguas donde explota petróleo. Por su parte, el presidente Maduro acusó a las autoridades guyanesas de mentir y crear un clima hostil contra su Gobierno. El 1 de mayo, Guyana llamó a Venezuela a que  “desista de obstruir los esfuerzos de exploración petrolífera” del gigante petrolero Exxon Mobil; dos días después, el gobierno venezolano rechazó el comunicado emitido por el vecino país.
Sin dudas, detrás de la Exxon se mueve el gobierno estadounidense, ya que reiteradamente ha mostrado su intención injerencista en los asuntos políticos de Venezuela. Ahora, en la disputa por el Esequibo el interés es especial: extraer crudo sin cautela. El gobierno de Barack Obama busca transformar en conflicto bilateral la disputa territorial por el Esequibo, para asegurar sus intereses económicos en la región.
La estratagema de Estados Unidos en este diferendo se puede descifrar al analizar la visita del coordinador de Asuntos Energéticos Internacionales del Departamento de Estados Unidos, David Goldwin, a Guyana en 2010; cuando la Casa Blanca manifestó su interés en incluir a la nación caribeña en su programa de gestión y capacitación energética. Goldwin cumplió con el que sería el primer objetivo de Washington: abrir la puerta a Guyana a la presencia de los estadounidenses y sus empresas en el país. Convirtió al gobierno presidido por David Granger en una herramienta en manos de conocidas empresas petroleras, especialmente la Exxon Mobil.
Todo indicaría que la insistencia de Obama en desviar la orientación y el proyecto de Petrocaribe tiene que ver con fijar posición en la disputa territorial, que data de décadas. En tanto, Venezuela reitera la petición al gobierno de Guyana para que “recapacite” y respete el Derecho Internacional, así como el acuerdo de Ginebra en relación al diferendo por el territorio Esequibo. El gobierno bolivariano intenta así preservar las relaciones diplomáticas y de hermandad entre ambas naciones, lo cual fue manifestado a través de una carta enviada a los ministros de Relaciones Exteriores del Mercosur, a propósito de la cumbre semestral de este bloque celebrada en Brasil. En la misiva se asegura que Guyana permitió que Exxon Mobil “delineara un enorme espacio marítimo, sujeto a reclamación, y que ellos unilateralmente denominan ‘Bloque Starbroke’, para ahora, pretender permitirle explotar a sus anchas una enorme área rica en recursos naturales”.
 El reclamo de Venezuela sobre el Esequibo está avalado por la Organización de las Naciones Unidas, tras ser firmado el Acuerdo de Ginebra en 1966. Ese tratado, entre otros puntos, establece que el Esequibo no debe explotarse por ser una zona en reclamación. No obstante, el gobierno de Guyana ha violado el Acuerdo de Ginebra en más de 15 ocasiones y ha otorgado concesiones a empresas extranjeras para explotar el Esequibo. En ese marco es que aparece Exxon Mobil.
 Resultado de imagen para mapa de venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario