Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

17 de agosto de 2015

Paramilitares infiltrados en la Misión Vivienda



El gobierno dispuso el inicio de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo, que ya desarticuló siete bandas delictivas sólo en la región central y capital del país. Desde las zonas ocupadas, los “paracos” sometían a los habitantes en los barrios y gestaban actos criminales incluyendo sicariato, extorsión y secuestro. Además, establecieron campamentos en zonas rurales y de montaña que servían de base logística para sus operaciones, según explicó Nicolás Maduro el pasado 23 de julio. Mientras mostraba imágenes de los acampes y las armas confiscadas, vinculó a estos grupos con la derecha venezolana.
En la Cota 905 de Caracas la operación detuvo a 134 personas y retuvo armas, narcóticos y dólares que utilizaban con fines extorsivos. De acuerdo a la información oficial 32 de los detenidos eran de origen extranjero y estaban vinculados al paramilitarismo colombiano. El operativo, realizado de forma conjunta por los distintos cuerpos de seguridad del Estado, dejó como saldo 14 muertos y un herido.
En otra de las incursiones, en Ciudad Tiuna, hubo un total de 102 detenidos que las autoridades conectaron directamente con el paramilitarismo. En sus áreas de influencia traficaban drogas y poseían armas cortas, munición y mercancía para contrabando. Además, habían desplazado a doce propietarios de sus viviendas.
Mil efectivos participaron del tercer procedimiento en magnitud, realizado en las urbanizaciones Betania IV y V, en el Estado de Miranda. Allí eran 200 los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda afectados directamente.
El ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, explicó que el objetivo de la Operación es “liberar el territorio de la activad criminal y proteger a nuestro pueblo”. El presidente Nicolás Maduro afirmó que “el paramilitarismo, el narcotráfico colombiano y toda esa conspiración ha venido a apoderarse, a contratar, a controlar e instaurar un modelo que le ha hecho mucho daño a nuestra hermana Colombia”. “Estoy firmemente decidido a desmontarlo, a enfrentarlo, a derrotarlo, con la unión de todo nuestro pueblo”, aseguró.
Ya el pasado 18 de junio, durante una cadena nacional transmitida desde el Palacio de Miraflores, Maduro había llamado a los habitantes de las edificaciones de la Misión Vivienda a sumarse a las denuncias para lograr la paz y erradicar la delincuencia. También advirtió que quienes delincan serán separados de sus residencias. “La Gran Misión Vivienda no se hizo para malandros ni delincuentes y quiero todo el apoyo del pueblo que está en la Gran Misión Vivienda Venezuela”, reforzó el presidente.
El que recibió fuertes críticas del gobierno venezolano por su falta de cooperación fue el gobernador de Miranda, el opositor Henrique Capriles Radonski, a quien Maduro acusó de “trabajar para coordinar con los ‘malandros’ para tirárselos al pueblo encima”. “Cree que destruyendo Venezuela algún día será presidente”, agregó, “pero ese día jamás llegará”.
“El drama de la vivienda se puede resolver sólo en socialismo”, decía Hugo Chávez. La Revolución Bolivariana se propone desde 2011 la construcción de 2 millones de viviendas en un plazo de siete años. Hasta mediados de abril de 2015, la Gran Misión Vivienda de Venezuela había creado 701 mil 250 nuevas casas para los sectores más humildes.
 Image result for Paramilitares infiltrados en la Misión Vivienda 
Bandas criminales se instalaron en distintos puntos del país para erosionar los cimientos de la Revolución Bolivariana
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario