Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

22 de septiembre de 2013

Concesiones petroleras con violencia



Aprobación de una ley a favor del fracking


La Legislatura de Chubut sancionó el acuerdo de la provincia con la empresa Tecpetrol, que pertenece al Grupo Techint, para la exploración de hidrocarburos no convencionales. Vecinos e integrantes de las Asambleas Ciudadanas fueron desalojados violentamente del recinto por la policía y una patota del Sindicato de Petroleros Privados a la que sí se le permitió presenciar el debate.
 

Hace pocos días, el Foro Ambiental y Social de la Patagonia había expresado su enérgico rechazo a este contrato. Al respecto señalaba: “El contexto en el que se enmarca es el de un país avasallado por las empresas petroleras. Decididamente esto se muestra ante nuestros ojos como una verdad impune e invariable, bajo la utilización de la fuerza pública, como en la provincia de Neuquén, la engañosa y extensa publicidad en los medios masivos o la utilización de las necesidades de la sociedad, cooptándola a través de la distribución de pasantías, la tan manipulada filantropía de sus fundaciones y hasta el ofrecimiento de trabajo para quien sea sujeto de presión funcional al gobierno de turno. Ni hablar de la Responsabilidad Social Empresarial convertida en ordenanza municipal, que se enmarca en un modelo propuesto por y para las grandes empresas, que deben enfrentar la competencia internacional, los daños ambientales, o la falta de cumplimiento con las pequeñas y medianas empresas.
            De esta manera tanto los sindicatos como los entes que deberían regular a las transnacionales se convierten en socios que reciben parte de sus dádivas, en lugar de plantear en nuestra sociedad no sólo para quién y para qué son los bienes naturales con los que contamos, sino que ni siquiera se plantea su escasez y la necesidad de afrontar nuevos caminos que generen energías menos destructivas. El agua es una de las víctimas de este desarrollo impuesto, ya que los yacimientos que forman parte del contrato firmado por Tecpetrol, el gobernador Martín Buzzi, el ministro de Hidrocarburos Ezequiel Cufré y el presidente de Petrominera Oscar Cretinni, están emplazados sobre un acuífero interprovincial que contiene agua apta para consumo humano. El método que extraerá la última gota de petróleo es el modo en que estos gobiernos consideran que nuestra provincia debe ser tratada: la fractura hidráulica masiva, la fractura de nuestro territorio en cientos de parcelas explotadas intensivamente para beneficio de los accionistas y sus cómplices locales, mientras en la actualidad Comodoro se abastece de agua que traslada desde el Senguer a través de un acueducto de casi 200 km”.
            La Legislatura de Chubut avaló este contrato utilizando, una vez más, la violencia y la represión contra quienes se manifestaban en defensa del agua y la vida.

20 de septiembre de 2013
Fuentes: ACTA-CTA / Puerta E / Radio Kalewche / Observatorio Petrolero Sur / RedECO


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario