Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

22 de septiembre de 2013

Diez años de lucha abolicionista *



Asociación de mujeres argentinas por los Derechos Humanos-Ammar Capital


Ammar Capital conmemorará los diez años de su lucha en el Salón Montevideo de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Ellas explican sus fundamentos en el comunicado-invitación:
            El próximo 17 de septiembre estaremos celebrando nuestros diez años de lucha desde la perspectiva abolicionista. Organizadas desde 1995 en el marco de la CTA, luego de un profundo proceso de debate y fortalecimiento, en el año 2003 nos constituimos como Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos- Ammar Capital, alejándonos de la definición de "trabajo sexual" y exigiendo, en cambio el respeto por derechos humanos y políticas publicas integrales que garanticen trabajo, educación, salud y vivienda para todas las personas en situación de prostitución y/o explotación sexual.
            En estos diez años hemos recorrido un largo camino, abriendo nuevos debates, enfrentando diferentes obstáculos pero alcanzando también importantes logros. A partir de nuestra experiencia, con voz propia en el debate público, seguimos trabajando y construyendo desde la perspectiva abolicionista.

14 de diciembre de 2013

* La Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos es una organización que lucha por los derechos de las mujeres en situación de prostitución y/o explotación sexual como una de las formas de violencia de género. Consideramos que la prostitución no es un trabajo, sino una situación de las que las mujeres podremos  salir con organización y luchando por otro modelo de sociedad, sin ningún tipo de opresión o explotación.
Nuestra organización nace en 1995, cuando un grupo de mujeres en situación de prostitución se organizan en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) para hacer frente a la violencia policial  por la aplicación de los códigos contravencionales que persiguen y reprimen a las personas en situación de prostitución. En el año 2003, luego de profundos debates sobre la validez de la figura de “trabajadoras sexuales” y su sindicalización, decidimos desvincularnos de la CTA. Nos constituimos jurídicamente como la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos (Amadh), manteniendo también la sigla que construyéramos con nuestro trabajo: Ammar Capital.
Hoy y desde nuestro nacimiento mantenemos activa la discusión por la inconstitucionalidad de los códigos contravencionales y las normativas vigentes en todo el país que penalizan a las personas que ejercen dicha actividad. Al mismo tiempo, seguimos exigiendo la implementación de políticas públicas integrales que garanticen los derechos fundamentales para las mujeres en situación de prostitución y vulnerabilidad social. Para ello, asesoramos a legisladores y distintos organismos del Estado en la formulación y ejecución de legislaciones, políticas y programas sociales, laborales y educativos que respondan a las necesidades de las mujeres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario