Suscríbase

El Espejo de Argentina y el Mundo

Año XX - Nº 226 (Segunda época)
Septiembre 2015

25 de noviembre de 2013

El Frente Amplio y un Congreso trascendente



Uruguay

Los días 23 y 24 de noviembre el Frente Amplio ha realizado el Congreso Extraordinario Hugo Cores, en recuerdo del dirigente revolucionario y fundador del Partido por la Victoria del Pueblo, perseguido también en Argentina. . El Congreso ratifica la opinión vertida en el Espejo en agosto pasado. Se ha aprobado un Programa de Gobierno para el período  2015-2020 y una formulación para los pre-candidatos presidenciales.  De acuerdo a la enmienda constitucional de fines del siglo pasado –propuesta por los partidos tradicionales, rechazada por el Frente Amplio pero admitida por Seregni y Astori-  el 1º de junio próximo será la ciudadanía la que podrá elegir en cada partido, los candidatos a la presidencia de la república, mediante un voto no obligatorio. Y esa formulación, tanto o más que el programa, expresa una correlación de fuerzas e intenciones de los partidos y sectores del F.A.  

  Los 1600 delegados de todo el país habilitados son designados por los Comités de Base y apenas algunas decenas  son designados por los partidos directamente. Obviamente  la lucha de tendencias y de aparatos partidarios se refleja en esos Comités, aunque la mayoría de los frenteamplistas no responden a ningún partido. De esos habilitados, han asistido al Congreso 1300 y en el momento de designar a los candidatos había 1219 presentes.  El Congreso había recibido la resolución del Plenario Nacional (el órgano máximo después del Congreso) de habilitar en pie de igualdad las pre-candidaturas propuestas, la oficialista del Dr. Tabaré  Vázquez y la de la retadora, Senadora y ex Directora del Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de la República, Constanza Moreira. El Congreso ha ratificado esa decisión. Sin embargo, los principales agrupamientos partidarios (Frente Líber Seregni, Movimiento de Participación Popular, Partido Socialista, Partido Comunista) y otros menores han propuesto marcar el voto a los congresales. Esa decisión obtuvo una mayoría de 57 a 43%,  muy significativa, teniendo en cuenta la desigualdad de los aparatos. Hecha la votación, por Tabaré Vázquez ha votado el 67%, por Constanza Moreira el 23.5% y un casi 10 % ser abstuvo.  Las diferencias más notorias no han pasado desapercibidas.
Vázquez propone la continuidad muy afín al neoliberalismo de la política económica, el conservadurismo ideológico expresado en su veto presidencial a la denominada ley del aborto, acercamiento a la Alianza del Pacífico, crítico del Mercosur, proclive al entendimiento con EE.UU.  Lo llamativo han sido los apoyos del MPP y del PC, que han elaborado (y decorado) con propuestas más a la izquierda del Frente Líber Seregni y del derechizado Partido Socialista, la precandidatura de Vázquez. Moreira, representa una novedad en la política uruguaya. Perteneciente a otra generación (53 años frente a los 73 de Vázquez), primera y única mujer propuesta como  precandidata presidencial, definida claramente por leyes sociales innovadoras (entre las que cuenta la “ley del aborto”),  defensora de Venezuela, de la amistad estrecha con los países vecinos, decidida en su actitud anti-imperialista, significa un reto por la izquierda. Su figura política surge como senadora electa por la 609 (la coalición creada por el MPP de Mujica) pero se separa de la 609,  ha crecido en pocos meses por fuera de los principales partidos, sólo apoyada por el pequeño Partido por la Victoria del Pueblo y del más pequeño Partido Socialista de los Trabajadores y respaldada por un agrupamiento de cuadros denominado Debate Programático incidente en las bases, además de grupos juveniles que se expresan en las redes sociales. Lo que se juega, ni más ni menos, es si el Frente Amplio es representativo de los empresarios  (denominación pos-moderna de burguesía) y de la nueva burocracia de funcionarios institucionalizados, o si predomina “el abajo” representativo del movimiento popular  harto de la tibieza y de las oscilaciones del oficialismo frenteamplista. Alerta Argentina, Brasil, región. Muy diferente será Uruguay gobernado por Vázquez o por Moreira.  En torno a ella, quizás pueda reconstruirse y fortalecerse la izquierda, y en el caso de que triunfe Vázquez,  se convertirá en la principal fuerza de oposición a un gobierno en previsible curso de derechización.     

Desde Uruguay:Julio A. Louis

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario